Contabilidad y auditoría a la luz de la ética profesional

13 noviembre, 2015 Auditoría y Revisoría Fiscal

Con la llegada de las Normas Internacionales de Contabilidad y Auditoría, ha surgido una preocupación entre los profesionales contables y un temor a la exigencia, que trae consigo este cambio. Sin embargo, la normativa local que manejábamos tiene una gran exigencia, que ningún contador puede desconocer y que debería estar siendo cumplida a cabalidad en el gremio.

Obedeciendo lo señalado en el artículo 6 del Decreto 302 de 2015, que indica que “los contadores públicos aplicarán en sus actuaciones profesionales el código de ética para profesionales de la Contaduría Pública (…)”, entendiéndose la ética como el conjunto de normas morales que se deben seguir para ejecutar una labor, se concluye que los criterios que debe cumplir el contador público son tanto los locales como los internacionales: estar inscrito en la Junta Central de Contadores sin sanciones, cumplir los requerimientos éticos de la ley 43 de 1990, cumplir la Norma Internacional de Control de Calidad y cumplir con el código de ética de IFAC.

Es la ética profesional en cada contador la base para tener auditorías eficaces, puesto que los administradores de las sociedades pueden maquiavélicamente operar y tener apariencia de una buena labor y el auditor no puede presumir o dar por sentado que una buena apariencia signifique una buena gestión, sino que por el contrario debe ejecutar su labor con suspicacia y someter dicha gestión a una verificación. De allí, lo que menciona la NIA 240, “(…) El auditor que realiza una auditoría de conformidad con las NIA es responsable de la obtención de una seguridad razonable de que los estados financieros considerados en su conjunto están libres de incorrecciones materiales debidas a fraude o error (…)”

Las normas internacionales y su llegada a la normatividad colombiana invitan a los contadores públicos a dar un valor agregado a las empresas que operan en el país, para que se disminuya la corrupción, que se ejecute una labor con transparencia, pero, sobre todo, con arduo trabajo, que no se hagan revisiones contables sólo por cumplir con un cierre mensual, sino que se pueda tomar conciencia de la importancia de la información financiera que se brinda a los terceros. En cuanto a los auditores, que su labor siempre tenga independencia e integridad, que siempre busque la actualización profesional y sobre todo que mantenga un comportamiento profesional que le permita ejecutar su trabajo minimizando los riesgos para las compañías.

La invitación adicional es, para los administradores de la sociedad, a que ejecuten sus labores aplicando la ética profesional y velando por el buen manejo de los recursos, que puedan tener procesos y procedimientos claros de control, los cuales brinden transparencia a los socios y accionistas de la compañía.





Todos los derechos sobre este artículo son propiedad exclusiva de Tributar (en relación a los derechos económicos) y su respectivo autor (en relación a los derechos morales). Solicitamos no copiarlo o compartirlo sin citar a su autor, o implementarlo sin el debido acompañamiento profesional.


Carol Ortiz Ramírez

Gerente de Auditoría y Control

Contáctese con uno de nuestros profesionales

Carol Ortiz Ramírez Gerente de Auditoría y Control

Ver perfil en LinkedIn

Envíenos una consulta

Sobre nosotros

Tributar ingeniería tributaría

Cuenta con un equipo de más de 30 profesionales dedicados a generar valor agregado en cada uno de los servicios prestados.

⇢ Estamos para ayudarlo pongase en contacto

Conozca la opinión de nuestros profesionales

Síganos en nuestras redes sociales o suscríbase a nuestro Newsletter. Nuestro boletín no contiene información publicitaria.

ARTÍCULOS RELACIONADOS.