Indemnizaciones por despido sin justa causa no están sometidas a retención en la fuente por IMAN

24 noviembre, 2015 Impuestos

Desde el 2013, cuando entraron en vigencia los cambios de la Ley 1607 de 2012 sobre la categorización para efectos tributarios de las personas naturales, se dieron cambios en la depuración de retención en la fuente y sobre los conceptos a los cuales se aplicaba dicha retención. Dentro de los cambios más significativos, se incluyó el sistema IMAN como un método de depuración de la renta para las personas naturales calificadas en la categoría tributaria de empleados. También se incluyó un nuevo sistema de retención en la fuente para estas personas.

Este nuevo régimen se caracteriza por gravar de manera presuntiva los ingresos de las personas naturales catalogados como empleados, reduciendo sus deducciones, eliminando la mayoría de exenciones e imponiendo unas tarifas mínimas.

Pues bien, desde entonces la DIAN, por medio de su doctrina, ha tratado de incluir en este sistema mínimo pagos que, si bien derivan de las relaciones laborales, tienen un tratamiento especial desde antes de la entrada en vigencia de la Ley 1607. Este es el caso de las indemnizaciones por despido sin justa causa, las cuales, de conformidad con el art. 401-3 del Estatuto Tributario, no son sujetas a retención en la fuente cuando sean recibidas por trabajadores que devenguen ingresos iguales o inferiores a 204 UVT. Sin embargo, en varios conceptos emitidos por la DIAN desde el año 2013 hasta el 2015, la entidad consideró de manera reiterada que estas indemnizaciones estaban sometidas a retención en la fuente, de conformidad con la tabla del art. 383 del Estatuto Tributario y con la retención mínima establecida en el art. 384 E.T., teniendo que aplicar el pagador la mayor de las dos a los trabajadores despedidos sin justa causa.

Sorpresivamente, el pasado 9 de noviembre, por medio del concepto 30573, la DIAN reflexionó sobre su posición, revocando sus conceptos anteriores y considerando, como se estaba solicitando desde el año 2013, que el art. 401-3 regula de manera especial el tratamiento de la retención en la fuente para las indemnizaciones por despido sin justa causa, y por lo tanto, no es procedente aplicar la retención ni ordinaria ni mínima establecidas en los artículos 383 y 384 del Estatuto Tributario a este tipo de pagos. En este sentido, la DIAN concluyó “como la norma especial y posterior a que se ha hecho referencia, estableció la retención sobre dicho concepto a la tarifa del 20% y para ingresos superiores a 204 UVT, es claro que las indemnizaciones iguales o inferiores a este tope, no están sujetas a retención en la fuente. Esto, sin perjuicio de que sea un ingreso gravado con el impuesto sobre la renta y que deba ser incluido en la correspondiente declaración por el año gravable que se trate.”

Consideramos que esta posición de la DIAN es totalmente razonable desde el punto de vista jurídico; sin embargo, asalta la duda sobre las retenciones en la fuente practicadas a indemnizaciones por despido sin justa causa que no estaban sometidas a retención, de conformidad con el art. 401-3 E.T., pero que fueron practicadas con base en la doctrina de la DIAN y que incluso pudieron generar saldos a favor por parte de los contribuyentes. ¿Estarán los pagadores en la obligación de devolver las retenciones a los trabajadores despedidos? ¿Qué ocurre con los eventuales saldos a favor generados por estas retenciones en la fuente? ¿Deberían ser devueltos de manera automática por parte de la DIAN? Estos y muchos otros interrogantes quedan abiertos cuando la DIAN hace interpretaciones a priori y posteriormente reconsidera su posición, generando inseguridad jurídica y mayores cargas administrativas a los contribuyentes.

Finalmente, es importante señalar que el concepto también se refiere a la retención en la fuente aplicable a las bonificaciones por retiro definitivo, pero sobre este concepto señala que sí se debe practicar la retención en la fuente consagrada en el art. 383 del Estatuto Tributario, en comparación con la retención mínima del art. 384 del mismo estatuto.





Todos los derechos sobre este artículo son propiedad exclusiva de Tributar (en relación a los derechos económicos) y su respectivo autor (en relación a los derechos morales). Solicitamos no copiarlo o compartirlo sin citar a su autor, o implementarlo sin el debido acompañamiento profesional.


Johana E. Prieto

Gerente Legal y Tributario

Servicios : Impuestos

Contáctese con uno de nuestros profesionales

Johana E. Prieto Gerente Legal y Tributario

Ver perfil en LinkedIn

Envíenos una consulta

Sobre nosotros

Tributar ingeniería tributaría

Cuenta con un equipo de más de 30 profesionales dedicados a generar valor agregado en cada uno de los servicios prestados.

⇢ Estamos para ayudarlo pongase en contacto

Conozca la opinión de nuestros profesionales

Síganos en nuestras redes sociales o suscríbase a nuestro Newsletter. Nuestro boletín no contiene información publicitaria.

ARTÍCULOS RELACIONADOS.