EL EFECTO COVID-19 AJUSTA LAS GUÍAS DE PRECIOS DE TRANSFERENCIA DE LA OCDE

Debido a los efectos económicos que la pandemia del COVID-19 ha dejado alrededor del mundo originados por cierre de mercados y de ciudades durante el año 2020, diferentes países han presentado ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sus inquietudes con relación al régimen de Precios de Transferencia afectado por la economía global. Como respuesta a estas solicitudes, este organismo diseñó unas guías sobre el efecto de la pandemia en las transacciones entre vinculados, análisis de comparabilidad, las pérdidas ocasionadas por la pandemia, los acuerdos intragrupo, entre otros aspectos, los cuales deberían tenerse en cuenta por las compañías sujetas al régimen y por las administraciones tributarias alrededor del mundo.

Estas guías se centran en la importancia de la información relacionada con los tipos de transacciones y las condiciones económicas en las que se desarrollaron, con el fin de realizar un correcto análisis de comparabilidad y obtener conclusiones más precisas del cumplimiento del Principio de Plena Competencia (Valor de mercado).

Un punto importante de estas guías es tener en cuenta las diferentes industrias y mercados, ya que los efectos de la pandemia no han afectado a todas las industrias o negocios por igual y en términos generales, unas empresas han sentido un mayor impacto que otras, como también está el caso en el que algunas compañías se han visto beneficiadas, por lo que puede que también se afectaran/beneficiaran las condiciones relevantes de las transacciones entre vinculados.

Así, la OCDE recomienda tener en cuenta para los análisis de Precios de Transferencia durante la pandemia, los siguientes aspectos:

  • Identificar los riesgos incurridos en las transacciones.
  • Evaluar los resultados financieros afectados por dichos riesgos.
  • Determinar quién debe asumir dichos riesgos.
  • Identificar si existieron rubros como ingresos originados por ayudas o auxilios gubernamentales o de las partes relacionadas, como también costos o gastos extraordinarios en las transacciones, e incluso en la operación en general.
  • Considerar otros posibles cambios en la forma de realizar las transacciones, modificaciones en los contratos, cambios en la estructura corporativa de las partes vinculantes, entre otros.
  • Evaluar si el método y los comparables usados anteriormente siguen siendo válidos bajo supuestos de la pandemia.
  • Considerar la información financiera a utilizar en los análisis y que el uso de ajustes técnicos sean sensatos y justificables.

 

En conclusión, debe ser una evaluación y análisis detallados de todos los cambios que alteraron los análisis de Precios de Transferencia durante la pandemia y que los resultados de las operaciones intercompañía puedan ser justificados ante la autoridad tributaria, que incluso son de gran utilidad para la preparación de los Estados Financieros y de las diferentes obligaciones tributarias del año gravable 2020 en Colombia.